martes, 12 de abril de 2011

La clave de la ciencia.

Quizás deberíamos a pararnos a pensar más de uno que la sinceridad la tenemos a la vuelta de la esquina, por ejemplo, en nuestros enemigos. Claro, pero lo más facil es escuchar las cosas que te interesa oir, lo guapa/o que eres, lo buena/o que eres, lo lista/o que eres.. ¡Y es qué es RIDICULO! Tanto pedir sinceridad.. y cuando te la dan bien que se llora por lo que te han dicho, que si que mala/o, que si no te lo esperabas de ella/el, que si te ha defraudado.. ¡Muy bien todo eso! Pero si pides sinceridad.. atente a las consecuencias, por que a veces, la sinceridad duele, y mucho.

2 comentarios:

  1. Prefiero siempre la sinceridad a la falsedad y las mentiras.

    ResponderEliminar